Cosas buenas de que los niños tengan mascotas

Siempre me han encantado los animales pero a mis padres no, así que todo lo más que me dejaban tener cuando era cría era alguna tortuga o algún pez. Nada de perros, gatos y no hablemos de hamsters, conejos enanos o similares. Aun en la simpleza de cuidar a una tortuga tengo muchos recuerdos de darles de comer, cambiarles el agua, hacerles una cama con cajas de cerillas… Pero eché mucho de menos un animal al que achuchar.

Cuando me independicé y me fui a vivir sola esa carencia la suplí con creces y primero se vino a mi casa un gato, al año otro y, 5 años después un conejo enano y una perrita. Todos estaban cuando nació mi primer hijo y a todos tengo que agradecer un comportamiento ejemplar y la protección que le brindaban. Solo están con nosotros ya un gato y la perra. Los otros nos dejaron cuando mis hijos eran muy pequeños así que para ellos no hubo trauma.
niños y mascotas, perros, gatos, relaciones con los niños, autoestima en niños
Bagheera, mi panterita negra, nunca se ha separado de mis hijos y nunca ha tenido un mal gesto hacia ellos, y eso que mis fieras a veces son tremendas. Una vez vi a mi hija arrastrando por el pasillo tirando de la cola al pobre gato. Ni un miau… Aunque al principio, por ser muy pequeños, les cuesta mucho entender que no son juguetes peludos sino animales que necesitan cariño y cuidados, poco a poco lo van entendiendo.
niños y mascotas, perros, gatos, relaciones con los niños, autoestima en niños

 

Adri, con 4 años, ya disfruta de momentos en soledad acariciando al gato en la cama mientras el otro ronronea. Se puede pegar rato y rato alternando caricias con besos. La panterita encantada, of course…

En cuanto a la perra, curiosamente el momento vínculo y conciencia de que es un animal llegó antes. Quizás sea por el hecho de que hay que sacarla a pasear varias veces al día, de que hay que recoger sus cositas por la calle, de que hay que bañarla cuando ha retozado en exceso por la hierba… No sabría decir. La cuestión es que la primera vez que vi a mi hijo andar por la calle (andar y no correr) fue llevando él la correa de la perra. Me dejó alucinada. Y no solo por no ir atolondrado sino por lo bien que respondía la perra a las involuntarias indicaciones de mi hijo, que entonces contaría los 2 años pelados. Y es que, como leí en este artículo del Portal del Criador, convivir con un perro desde niños es muy favorable para todo el desarrollo y crecimiento de los peques, ya que les ayuda a fomentar valores como la responsabilidad y la fidelidad.

niños y mascotas, perros, gatos, relaciones con los niños, autoestima en niños

 

Algunas veces me han preguntado que qué opino de comprar una mascota a los peques y siempre he opinado que para ellos es sumamente beneficioso siempre y cuando algún problema de salud no interfiera, claro está. A un niño alérgico o con asma meterle un compañero peludo pues hombre…

También me gusta recalcar que las mascotas conllevan responsabilidades, que son seres vivos y no juguetes que puedes meter en un baúl cuando nos aburridos de ellos. Las perreras y protectoras están repletas de animales fruto de un capricho pasajero. También deberíais pensar en profundo qué tipo de mascota se ajusta más a vuestra familia y por la edad de vuestros hijos. ¿Qué queréis que os diga? Yo no compraría un perrazo de 40 kilos a un niño de 3 años. Pero vamos, que para circunstancias las de cada familia ;)Para gusto, los Beagles son una raza bastante apropiada para los peques por su tamaño, su vivacidad o porque son muy inteligentes. Es una raza pequeña, muy manejable para los niños y además son muy cariñosos y tienen un carácter estupendo, no solo con los niños y personas en general, sino con otros perros. Las orejas colgantes tan características llaman mucho la atención de los peques y les encanta tocarlas con ese tacto tan suave que tienen.

Yo creo que es mejor llevar al nuevo amigo a casa cuando es pequeño porque son un lienzo en blanco y la adaptación a la convivencia es más fácil. Y si vais a comprar creo que lo mejor es hacerlo en un lugar de confianza y que os de garantías, como es el caso del Portal del Criador, ahí entre muchas otras razas tienen Beagles para comprar de forma segura, por ejemplo. Todos estamos cansados de leer en prensa que hay sitios donde las condiciones de los animales son lamentables.

niños y mascotas, perros, gatos, relaciones con los niños, autoestima en niños
Fuente: Mundo Perros

Lo mejor, bajo mi punto de vista, es que desde muy pequeños adquieren responsabilidades de una forma natural y que su empatía crece de una forma extraordinaria. Además, los amigos peludos quieren a nuestros hijos incondicionalmente, lo que hace que su autoestima esté respaldada y protegida. Si queréis argumentos en este enlace de Veter Salud tenéis mil y uno.

Sin ninguna duda, no me arrepiento en ningún momento de que mis hijos se estén criando con animales aunque a veces sea un poco locura y haya prisas. La conexión es maravillosa en ambas direcciones y yo soy feliz de que mis hijos adquieran valores junto a sus amigos peludos.
¿Vosotros tenéis animales en casa? ¿Qué tal es la relación con los peques?

One Reply to “Cosas buenas de que los niños tengan mascotas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *