Primer día de cine del peque

Hace ya algún tiempo que me picaba el gusanillo de llevar al cine a Adri para que tuviera una experiencia diferente y observar cuál era su reacción ante una sala enorme a oscuras, con una pantalla gigante y con un sonido distinto al de casa. ¿Aguantaría la hora y media de película? ¿Sería tirar el dinero?
Hace unos meses ni me lo hubiera planteado. Las que conocéis las historietas de mi hijo sabéis que es un niño que no para quieto un segundo y estar sentado, hasta ahora, era algo impensable. Como si tuviera un muelle en el culo que tal cual se sentaba hacía que se levantara de golpe. Tal cual.
Pero bueno, como llevamos una temporada en la que alucino con él porque se sienta en el sofá, juega con puzzles en su cuarto, por la noche es él quien pide irse a dormir… No me lo han cambiado, no, que he requetemirado cada peca y marca que tiene y es mi hijo. Parece ser que los terribles dos acaban a los 3 años…
Pues eso, que el lunes pasado me dio la turuntela y le pregunté si quería ir a ver una película de dibujos animados al cine (obvio que de dibujos, no le voy a meter a una de terror) y me dijo que sí con mucha ilusión, aunque él no tenía ni idea de qué era eso del cine.
En parte también lo hacía para pasar un rato a solas con él. Tenía la sensación de que le vendría bien estar un rato con mami sin hermanita, sin distracciones, riñas, etc. Creo que me entendéis, ¿verdad? A veces tengo la impresión de que con la llegada de su hermana tan pronto le robé muchos momentos especiales a mi chico.
La película que elegí fue Home. Una película de unos extraterrestes que invaden la tierra y se forja una bonita amistad entre un extraterrestre y una niña. No os cuento más por si tenéis pensado ir a verla.
cine, primera vez, cine con niños, home hogar dulce hogar, home, experiencias, maternidad
Cuando llegamos al cine a sacar las entradas, me di cuenta de que había leído mal la hora de la siguiente sesión, así que teníamos toda una hora para dar un paseo, comprar chuches, jugar, hacer un pis (muy muy importante un pis antes de entrar al cine). Y, por cierto, ¡pero qué carísimo está el cine! Menos mal que iba con deberes hechos y llevaba descuentos porque jodo,.. 
Bueno pues al final entramos, buscamos nuestras butacas, hice lo que pude con nuestras cazadoras, mi bolso, la bolsa de las chuches y mil guarradas varias, las palomitas y la bebida. Eh! y sin que se me cayera nada al suelo y me dediqué a ver las reacciones de mi chico.
Evidentemente estaba alucinado, miraba a un lado y a otro, se ponía de rodillas en la silla y miraba para atrás. Y cuando se puso en marcha la pantalla…. “¡halaaa, mamá! ¡Qué bien!” con una sonrisa de oreja a oreja.
Aguantó toda la peli como un campeón. Solo en el último cuarto de hora me preguntó una vez si ya nos íbamos. Me dejó ojiplática y boquiabierta. Es más, según se lo iba contando luego a yayos, titos y titas todos se quedaban igual. ¿Que ha aguantado? ¿En el cine???? Es que mi niño es muy mayor y muy formal ya. Toma!
Lo mejor de todo es, encima, ver que ha captado la película, que se ha enterado de qué va y que días después es capaz de hacerte comentarios sobre escenas y detalles que a él le han llamado la atención. Y además, si le enseño una foto de la cartelera me dice: “¿Podemos ir al cine, mamá?
¿Vosotros ya habéis llevado a los peques al cine? ¿Qué tal la experiencia?
Si no queréis perderos nada podéis seguirme en facebook

12 Replies to “Primer día de cine del peque”

  1. Maña!Cómo se nota de donde eres, la beba últimamente dice jodo tb jajaja
    Genial q le gustase el cine, yo tb buscaré cosas q hacer a solas con ka mayor, pero al cine aun esperaremos un poco. Muaaa

  2. Que bien!! Me alegra saber lo de que los terribles dos terminan a los tres, porque telita últimamente! Que guay su primera experiencia en el cine! A mi es algo que me apetece mucho mucho, pero aun nos queda algo lejos. Un besazo guapa!!

  3. ¡Toma ya que campeón! Nosotros ni por asomo nos lo planteamos aún, Vikingo aguanta dos segundos y medio mirando la TV no más, pero hay ganas de que crezca un poco y poder llevaro. Ya sabes cuando necesitas un respiro te lo llevas al cine y a disfrutar ambos. Besotes.

  4. Estoy deseando ir con mi peque. Aunque sé que todavía es muy pronto… aun no aguanta ni 5 minutos sentado "tranquilo" viendo una peli con sus papis en el sofá de casa. Cómo me alegro que te haya ido bien, veo la luz al final del túnel 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *