El ratoncito Pérez y la moneda de Pérez

Muchísimos somos los que hemos crecido con la ilusión de que cuando se nos caía un diente de leche vendría el ratoncito Pérez a llevarse ese diente y dejarnos un regalito a cambio. En la mayoría de los casos siempre era una moneda. Por eso, cuando descubrí hace poco La moneda de Pérez, me hizo muchísima gracia. ¿Cómo a nadie se le había ocurrido antes? Es una idea sencillamente genial.

Ratoncito Pérez, moneda de Pérez
Recuerdo cuando ponía mi dientecillo debajo de la almohada y me costaba dormirme pensando en si podría ver al ratoncito Pérez. Y recuerdo la emoción de levantar la almohada por la mañana para ver qué me había dejado. Unas veces eran 50 pesetas y una chocolatina, otras veces 100 pesetas, e incluso, en alguna ocasión una moneda de 200 pesetas. 
Pero ciertamente si volviera a ser niña querría la moneda del ratoncito Pérez, sin lugar a dudas. Me volvería loca de contenta. ¡Es que es un regalo del ratoncito Pérez!
El mensaje que transmite es muy simple: “En www.ratoncitoperez.com, hemos materializado la tradición de Pérez el Ratoncito con sus Monedas Mágicas para el momento de la caída de los primeros dientes. Muchas de ellas pueden llevar grabado el nombre del niño o niña. Os invitamos a visitarnos.”
Que eso es otra, la moneda de Pérez se puede grabar con el nombre del peque, vamos, que es un recuerdo para toda la vida. Además vienen muy bien presentadas con su estuche y hasta con el cuento.
Lo mejor es que hay monedas para todos los bolsillos, desde la más caras chapadas en oro o en plata pura, que son ideales para coleccionistas, hasta bañadas en plata por menos de 20€. Vamos, que todo es mirar.
Ratoncito Pérez, la moneda de Pérez
¡No me digáis que no son ideales! No tengo ninguna duda de que en cuanto vea que hay posibilidad de que al peque se le caiga su primer diente encargaremos una moneda mágica al ratoncito Pérez.
¿Conocíais estas monedas? ¿Qué os parecen?

12 Replies to “El ratoncito Pérez y la moneda de Pérez”

  1. Que cosa mas curiosa! No la conocía, pero es interesante. Yo recuerdo con mucho cariño las visitas del ratoncito Perez. Por mi casa siempre dejaba algo de dinerillo y un cuento. Y cuando nos toque haremos lo mismo!
    Besos y feliz lunes!

  2. Uy! No lo conocía! Sólo había visto las puertas, que son muy graciosas. Pues echaremos un vistazo, puede ser curioso, al menos con el primer diente, no? Iremos mirando, aunque aún no se le mueve ninguno ;). Gracias!

    1. Pues igual que yo! Sólo conocía las puertas.
      Bueno, allí tenéis el hada de los dientes, que también trae sus regalitos. ¿Entonces que le trae? Rebuscaré en tu post poque no recuerdo si lo dijiste…. (mi neurona, ya sabes…)
      Besosss milll

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *