Crónica del tercer cumpleaños del peque

Cuando me puse a coger ideas para el cumple de Adrián me vi abrumada por la cantidad de cosas chulas que aparecen en internet. Decoraciones temáticas, banderines, mesas de escándalo con aperitivos que casi da pena comerlos y mil cosas más que entran por los ojos y hacen desearlas con todo tu corazón. Porque claro, una madre quiere lo mejor de lo mejor para celebrar el cumpleaños de su retoño.
Una vez que has interiorizado que quieres que el cumpleaños de tu hijo tiene que ser lo más parecido a los supercumpleaños de los hijos de las celebrities, viene la hostia de realidad. Ni de coña iba a conseguir algo ni remotamente parecido a los tablones de pinterest. Con un buen presupuesto seguro que sí, pero con mis escasos fondos había que tirar a patadas ese castillo en el aire que había construido.
¿Y entonces qué hago? Eché la vista atrás y me puse a pensar en mis cumpleaños, en los que había asistido de niña y no tan niña y recordé que lo que más quería yo el día de mi cumpleaños era muchos amigos para jugar y mucha familia para compartir ese día. Y no necesitaba más, bueno sí, soplar mi vela. Pero con eso yo era feliz, como lo sería cualquier niño.
Así que dicho y hecho. Hicimos unas invitaciones muy sencillas en el ordenador y las plastificamos para que tuvieran consistencia, e invitamos a todos los compañeros de clase y a alguna amiguita más de fuera y, por supuesto, a la poca familia que tenemos en la ciudad donde vivimos.
Como somos socios de un club donde hay mucha zona verde, espacios amplios y varios bares, decidimos hacerlo allí. Más que nada, que uno de los bares que se habilitan para el verano en los meses de invierno está cerrado y queda un espacio diáfano ideal donde poder celebrar un cumple y que los niños corran y jueguen sin ningún peligro.
El almuerzo fue algo de lo más sencillo: unos sandwiches, unos saladitos, bocaditos de salchichas, patatas fritas y poca cosa más. Con lo que me apetecía currármelo era con el candy bar, o traducido al cristiano, la mesa de chuches. Así que días antes compré un arsenal de chuches y gominolas y preparé brochetas y bolsas para regalar a todos los niños que vinieran. Y también unos gusanos con donuts, que me hacía ilusión hacerlos desde que los vi en internet.
Brochetas de chuches, bolsas de cumpleaños, candy bar
Como relleno puse un par de piñatas con más chuches, como está mandado, y con pitos, trompetillas y algunos juguetes pequeños. Por supuesto que con lo que se volvieron todos locos fue con los pitos y trompetillas, vamos… Menuda escandalera se montó en cero coma.
Lo que no me esperaba para nada fue la cantidad de regalos que tuvo, y en especial un regalo que le hicieron los compis de clase (bueno… sus mamás): un barco pirata de Playmobil. Casi me muero allí mismo porque me parecía una auténtica pasada. Y encima le dieron el regalo los peques y lo desenvolvieron todos juntos entre gritos y risas. Fue tan emocionante que tuve que aguantar el tipo para que no se me cayera la lagrimilla. Lo tengo en vídeo y cada vez que lo veo me emociono.
La única pega del cumple fue que había llovido y estaba todo encharcado para que los peques salieran fuera, pero bueno, llevamos las 4 motillos y la bici de Adri y pudieron correr a sus anchas dentro del local.
Mi impresión es que los peques pasaron un buen rato y se divirtieron mucho. Desde luego, lo preparé con todo el cariño del mundo pensando no solo en mi hijo, sino en que padres y niños estuvieran lo más a gusto posible, Espero que sí.
¿Vosotros cómo celebráis los cumples?

16 Replies to “Crónica del tercer cumpleaños del peque”

  1. Cumplo años.en diciembre y no te.puedes.imaginar la.de recuerdos que tengocelebrando el.cumple.mio en el.bar de verano. Ahí.podíamos jugar y correr lo.que quisiéramos y más. Aun os haría buen día para salir fuera no? Al.final hay q dejar.Pinterest para hacer algo real y que no se nos vaya la.pinza. El.peque lo.pasó bien,no? Y q.bien cuanto regalo!! El.barco.mola mil!! Besos!!

    1. Elaborado?? Vistoso lo de los peques puede, pero de elaborado nada, de verdad que no, que no tengo tiempo ni paciencia.
      Yo los playmobil los iba heredando así que nunca tuve el barco, ni el fuerte ni ná de ná jajaja
      Besotes

  2. Te quedó genial y tienes toda la razón, yo la semana pasada escribí un post explicando eso, que no importa tanto el dinero ni una supercelebración, lo importante es que los niños luego tengan un buen recuerdo y que sientan que les queremos. Me ha encantado, un besín.

  3. Pues la Candy bar te quedo genial! Y tienes toda la razón, tampoco es necesario montar una fiesta de ensueño a lo pinterest para que los niños disfruten, ellos se lo pasan bien igual y el resto es parafernalia que nos importa mas a nosotras que a ellos, jejeje…
    Nosotros de momento solo hemos celebrado un cumple y lo hicimos en casa porque como tampoco iban a venir mas niños, era tontería montar el tinglado en un chiquiparc o algo por el estilo. Otro año ya veremos!
    Besos

  4. De todo lo que has comentado, lo que me ha chocado ha sido el gusanito de Donuts. Fijo que en el cumple de Irene cae (en el de Iranzu no creo porque creo que los donuts llevan lactosa).
    Al final, no quedará el cumple tan bonito como en pinterest, pero los peques se lo pasan igual que bien con amiguitos, bizcocho, chuches y regalos. Un beso

    1. No habías visto nunca lo del gusanito? Yo creo que lo he visto en varios sitios en internet, vamos que la idea no es mía ni de coña. Pero bueno, sí que es cierto que llama la atención y queda majo con poco material
      Besotes

  5. Oye, las chuches te quedaron de miedo! Con lo que me gustan a mi esas cosas!! 😉
    Seguro que se lo pasaron genial todos en el cumple, si al final lo que de verdad importa es precisamente eso, que puedan jugar todos juntos y pasar el rato… el sitio, la decoración y demás detalles creo que son lo que menos les importa 🙂

  6. ¡Me encanta tu idea de cumpleaños! Pinterest hace mucho daño (te lo dice una adicta) queremos que la fiesta de cumple, Halloween, Navidad, sea todo perfecto y maravilloso. Y al final lo que cuenta sobretodo en cumple para los peques es que ellos se lo pasen bien, nosotros de pequeños éramos felices con tarta de chocolate y espacio para correr. Si encima había piñata mil veces mejor. Un besote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *