Duérmete niño, duérmete YA-YA-YA!!!!

Muchas son las madres que se quejan de que no duermen de noche (ni de día) porque sus retoños no les dejan. Yo no me puedo quejar, al menos por norma general. De lo que sí me quejo es de la tortura china que es conseguir que mis hijos se duerman, en especial el mayor.
Con la pequeña más o menos lo llevo rápido: teta en la cama y ya caerá. Y si le cuesta dormir la coloco encima mío y en poco se queda frita. Pero mi hijo… ¿qué he hecho yo para merecer este castigo? (léase con la más dramática entonación que se le pueda dar).

La historia se repite día tras día. A la hora de la siesta y por la noche.
– Adrián, venga, que vamos a dormir cariño.
– Nóóóóóóó – es maño, maño-, “toalla” no puedo dormir!!!! – *toalla significa todavía- ¡No puedo!
– Sí cariño, hay que dormir un ratito, pero un ratito nada más.
– ¡QUE NO! ¡Ya he dormido antes!
Carreras por casa, dando golpes, chillando cual cochinillo en el matadero con tal de no ir a la cama, cuando su madre sabe que está que no puede ni con el pelo. Al final, a duras penas, consigo arrastrarlo a la cama. Y cuando ya estamos los dos tumbados…
– Mamáááá, agua. Da la “lusssss”.
– Coge la botella que está en tu lado de la cama.
– Da la “LUSSSSSS”
– No hace falta dar la luz cariño, bebe y deja la botellita en su sitio.
– ¡No veo! Da la lussss.
– Adrián, bebe agua y duérmete YA.
Bebe un par de tragos y la deja en su sitio. Silencio. Empieza a dar vueltas y vueltas, con la respiración agitada, y más vueltas… Por fin se queda quieto. Y se pone a cantar…

-Mi meñique, mi meñique, ¿dónde está? aquí está….

Canta lo que quieras, no pienso ni pestañear. Ya te dormirás.

– Mamááááá, el Olivar está “cerraooooooo”, ¿y ahora qué hacemos????? – ¿Pero no estabas cantando?
– ¿Cómo que qué hacemos? Dormir, Adrián. Es hora de dormir.
– Mamáááááá. Tápame que tengo frío
– ¿Cómo vas a tener frío si yo estoy sudando a mares?? – Aun así le tapo por no discutir y él se estira las sábanas hasta el cuello. Mala me pongo. Va a incubar el sarampión ahí dentro con el calor que hace…
– Mamááááááá…
– ¿Quééééééééé?????? ¿Qué, Adrián? ¿QUÉ?
– Agua. ¡Quiero agua!!
– Grrrrr coge el agua y BEBE.

Será que se está convirtiendo en rana el renacuajo…

– El brazo. Dame el brazo.
Llegados a este punto me preparo para lo peor… ¿os acordáis de la manía de mi bebé para dormir? Pues eso. Respiro profundamente. Intento relajar cuerpo y mente porque mi querido hijo se dispone a torturarme y yo he de dejarme. Es el paso previo antes de que se duerma de una santa vez. Caricia arriba, caricia abajo. Frota aquí, frota allá. Ora a un lado, ora al otro. Un minuto… cinco minutos… no se cansa el niño… Pasa el tiempo… Y no puedo. Me rindo. Haciéndome la dormida ruedo lo más lejos que puedo de su alcance y me doy la vuelta.
dormir al bebé, dormir al niño, duérmete niño, rutinas nocturnas, siesta, maternidad
Fuente: http://www.websimpsons.com/

Parece que ha colado… pero de pronto el gato entra al dormitorio maullando como un alma en pena, reclamando su puesto de honor bien pegado a mí, que es lo que más me apetece en el mundo en pleno verano y cocida de calor. Arggggg. No me lo puedo creer. Ocurre lo inevitable.
– Mamáááááá. Mi brazo, me has quitado mi brazo.
Tu brazo…. ¿Tu brazo? Si por mi fuera te lo regalaba ahora mismo. Que de tanto frotar en seco va a prender llama.
– Toma cariño, el otro.
Eso, para que el “colorao” haga juego con el que ya me has dejado en carne viva. 
Son las 00:50. Dejo el post aquí porque la tortura se puede alargar según las circunstancias. Ésta ha sido la aventura de esta noche pero hay días que se alargan más y más… Ahora me toca recoger a la pequeña, que está plácidamente dormida en mi cama y trasladarla a la cama-patera en el cuarto de mi hijo para colechar bien calentitos. Por supuesto rezando todo lo que sepa para que no se despierten ninguno de los dos. 
¿A vosotras os cuesta TANTO dormirles?

26 Replies to “Duérmete niño, duérmete YA-YA-YA!!!!”

  1. A mi peque no le cuesta tanto dormir (ahora, porque antes…) pero siempre pegadiiiiiito a mí, bajo el ala y agarrado a mi brazo, lo mismo, que no hay manera de despegarme, jeje. Si al fin se duerme y me doy la vuelta o me separo un poco, se despierta, alarga la mano, busca y agarra mi brazo y se lo vuelve a echar encima.
    A mi lo que me molesta no es el calor, ni que me toquetee tanto, lo que no aguanto es la postura, tengo la espalda destrozadica.
    Qué par, el tuyo y el mio, jajaja.

  2. Uff, qué tortura china que tienes en casa! En mi caso, si Redondo no está lo suficientemente cansado sí me cuesta que se duerma, pero normalmente entre las 23 o las 23:30 está que se cae y ya acepta que nos vayamos para cama a dormir… y se duerme enseguida, claro.
    Mucho ánimo y suerte con tu lucha! Por si te sirve de consuelo, tienes mi apoyo incondicional 😉

  3. Que identificada me sientoooo!!!!! Vikingo duerme del tirón, pero hasta que se duermeeee…..uffffffff!! Le da por gatear por toda la cama, hacer el pino puente, vueltas de corquetas, gorgojeos, gritos…parece que ya ha caído, pero noooo vuelta a empezar. El ritual nocturno nos lleva una hora de reloj, todooos los días la misma historia y solo tiene 1 año, veremos cuando vaya cumpliendo más. Besos.

  4. jajaja miralo por el lado bueno a lo mejor si se convierte en rana te deja deja de dar pellizcos en los brazos 🙂 la mía también necesita el brazo pero para tocarle o como sustituto el pelo y si duerme con nosotros siempre te tiene que tocar con un pie.
    Espero que la peque no tenga esa mania porque te veo enfundandote los brazos para dormirles 🙂
    Bsss

    1. Gracias a dios no… la peque tiene la manía de la pierna por encima… así compensamos…. jajajaja, pero vamos, que prefiero lo mío a que me toquen el pelo como a tí. Juuurrrr, eso sí que no lo aguantaría!!!
      Besossssss

  5. Jajajajajajajja. Me encanta como nos cuentas las cosas! Nosotras damos un paseo antes de dormir y llega relajadita, luego aunque esté a oscuras en la cuna le tengo que tapar los ojos con mi mano hasta que se duerme (que no tarda mucho). Lo malo es que al menos una vez cada noche me llama de madrugada para verme, y luego se queda frita otra vez… Ai! El dormir! Un besazo guapa!

  6. jajajja paciencia. La mia de siempre ha sido mas que horrorosa para quedarse dormida, pero ultimamente es demasiado: hace me acueste sin yo tener sueño (porque si no me acuesto yo, ella no se duerme), cuando ya estamos en la cama nos ponemos en posicion y le doy el pecho para que se duerma y ahi ya me entra sueño a mi, pues cuando ya estamos media dormidas las 2, se tira de los pelos, se espabila y empieza a jugar y a recorrerse toda la cama. Y yo pues con todo el sueño metido en el cuerpo me tengo que poner a jugar y a estar pendiente porque esta empezando a gatear y a ponerse de pie 🙂

  7. Jajajaja me parto!! Aguaa mamá acusas,, me muero de sed!!! No creo…hace sólo 10 minutos estabas tan Pichi viendo la tv…. En fin … Y si te despiertan a las 3 de la mañana gritando que quiere un colacao….de eso ni hablar!!! (Cuando quiero me pongo muy firme….) Jajaja se ríe y me dice que era una bromilla….niños graciosas que tiene una…..DUERMETE YA YA YA!!!. UN BESO WAPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *