Maternidad y sexo por fascículos

Hoy voy a poner las cartas sobre la mesa y voy a hablar de algo que nos sucede a muchas parejas en nuestro día a día (o por lo menos me pasa a mí y espero no ser la única ;P): el sexo por fascículos.
¿Eins? ¿Y eso qué es? Pues eso no es otra cosa más que tener que dejar la faena a medias una y otra vez por atender a la llamada de los retoños. Es lo que tiene ser madre… que hay hijos que pueden interrumpir estas cosas.

Una que ya entrada en la treintena disfruta más que nunca del sexo en pareja, que no tiene tapujos en pedir lo que quiere y en dar lo que le gusta al otro. Pues ahora tururú. Hay días que sin problema, no voy a mentir, pero otros… Son esos otros los que me han llevado a escribir este post y los que hacen que me muera de risa. Porque ante todo… HUMOR!
Fuente: http://mujeres.publimetro.com.mx/
Visualicen (o mejor no, que me da vergüenza XD): pareja metida en faena. Jolgorio. Risas compartidas. Amor del bueno. Sexo del mejor. Niños plácidamente dormidos cuando de pronto… “BUAAAAAHHHH”. Dios de mi vida y de mi corazón. ¿Y ahora qué hacemos? Ir a atender la llamada, desde luego, pero ¿quién va? ¿mamá chorreante de amor? ¿o tal vez papá con el asunto en todo su esplendor? Menudo dilema… Y te da la risa porque sí, porque hay que reír.
Una vez solucionado el problemilla llega la segunda parte: retomar donde lo habíamos dejado… hay que volver a levantar la lujuria (ya me entendéis…), volver a calentar el horno porque se ha quedado un poco seco y frío y todas estas cosas… Y cuando parece que vuelves a encontrar el ritmo, que la fiesta está en lo mejor de lo mejor… “¡Agua!! ¡Quiero agua!!”. Mátamecamión. Really??? ¿Otra vez? ¿Ahora el otro??? Vaya corte. Pues nada… si hay que ir se va… 
Un, dos, tres, empezamos otra vez. Y retomamos el tema, nos ponemos al día. Y lo pasamos bien. Y cuando notas que van a llegar los fuegos artificiales… ¡¡Lloros otra vez!! No puede ser. Ahora no. Espera un poco que ya casi acabamos…
Pero no. Hay que acudir a la llamada. Cada vez justo cuando estamos en lo mejor. No pasa nada. Esto es lo que hay. En la siguiente entrega de sexo por fascículos acabamos la fiesta con un “venga, va, deprisita antes de que se vuelvan a despertar”.
¿A vosotras os ha pasado alguna vez? ¡Venga! ¡Confesad!! ;P

36 Replies to “Maternidad y sexo por fascículos”

  1. Jajajajajajaja me meo!! Mejor no te visualizo porque me río más!

    Pues claro que nos ha pasado, y la que diga que no MIENTE! O no practica

  2. Como ya te he dicho lo tengo complicado… y eso de que me interrumpan…. pero por su puesto que ha pasado…es más añado una fobia ( no se si solo mía ) " Espera calla…el niño!!! -modo estatua de hielo- antena a su máxima potencia….vale sigue dormido…" – " Mamaaaaa estas despierta??? ´..` si mi vida!! jajajajaj mil besotes

  3. Ains, ser madre es lo que tiene, que acabamos haciendo todo a capítulos… incluídos los polvetes.
    A nosotros nos ha pasado alguna vez pero, gracias a la providencia, no muchas porque tenemos un niño que en vez de dormir hiberna jejeje.

  4. Jajaja. Pues sí, todo real. Y no sé si será algo extendido o no, pero en estos casos el padre suele soltar un "déjalo que llore un poco, que no le pasa nada". Jajaja… y como dicen más arriba suele pasar que a veces es mejor olvidarse e intentarlo otro día… Pufff qué mérito tenemos.

  5. Me he muerto de la risa, es que tienes una razón…
    No es la primera vez que nos pasa ni será la última, incluso en nuestro caso, alguna vez lo hemos dejado por imposible, después de 5 interrupciones, ya se te baja el líbido y todo.
    Un beso

  6. Jajajajaja que post tan genial!!!! Gracias gracias pensamos que éramos los únicos. Los niños tienen tres radares, uno que los avisa cuando vas al baño, el segundo cuando te pones ante el ordenador y treeeeeees ¡el más puñetero! cuando hay sexo. Con lo que cuesta!!! Después de días agotadores, que no se quieren ir a dormir, que terminas a las tantas y por fiiiiin llega el momento y los jodios lo huelen, lo saben, lo ven en tu mente!!!! Y lloran, piden, la arman…y lo de ir a ver que ocurre, jajajaja total ¿dónde voy yo de esta guisa? ¡Y ellos peor! Que bonitaaa es la maternidad 😉

  7. ¡Jajaja! Acabas de describir mi post paro desde noviembre hasta hoy. Tal cual. Y encima en nuestro caso con el yuyu añadido de que la bichilla duerme en nuestro dormitorio y nosotros tenemos que irnos a su habitación infantil (cama de 90, como cuando éramos jóvenes) a intentar hacer algo rodeados de vinilos de monigotes de bebés). ¡Qué bajonazo!

  8. Jajajajajajajaja me meo contigo eres genial!!!!! tal cual lo has descrito se supone que por las noches tenían que dormir no?? yo creo que lo huelen y piensan vamos a molestarles un ratillo!!! sigue así :-****

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *