Hacer un vestido de bebé la mar de sencillo

Hace tiempo que quería hacerle a la peque un vestido pero tenía que ser muy muy sencillo y fácil de hacer porque mis ideas de costura son prácticamente nulas. Vamos, que enchufar la máquina y poco más…
Me puse a mirar tutoriales por internet y a mi todos me parecían complicadísimos salvo un vídeo en el que hacían un vestido con una funda de almohada (yo ví este pero seguro que hay más). Si con una funda de almohada hacían un vestido, algo digno podría hacer yo, pensé para mí. Como funda de almohada no tenía pero sí una tela preciosa corté un rectángulo de tela, que a ojo de buen cubero le debería valer a mi niña.


Habéis leído bien. Ni patrón ni leches. A ojímetro puro y duro. Lo único, que en vez de cortar la tela recta le di un poco de forma de campana, para que no pareciera un saco. Y con la misma, corté la sisa doblando la tela en dos para que quedaran iguales y fin.

Todo lo demás es coser dobladillos para que no se vaya la tela y procurar que las costuras queden rectas, cosa que a mi me cuesta muchísimo. Concretamente, coser la parte de las sisas fue todo un reto y me tocó descoser y volver a coser porque la primera vez hice una auténtica chapuza. Pero bueno, de todo se aprende.
Y por último, para la costura del lacito que va a los hombros, hay que tener en cuenta la anchura de la cinta que vamos a poner a la hora de coser, es decir, que si usamos una cinta de 2 cm de ancho la costura ha de ser un pelín más amplia para que quepa y quede bien. Si veis el vídeo de donde saqué el tutorial la cinta es una única pieza y se anuda a un lado, pero yo opté por hacer dos piezas y así hacer un lazo en cada hombro. La faena es que el terremoto de mi hija tiene facilidad para desabrocharlos y sacarlos, así que lo que acabé haciendo es darles una puntada a las cintas justo en el centro de la tela, y así no acabara el vestido por un lado y las cintas por otro.
El mayor éxito sin duda de este vestido ha sido la tela, que para mi gusto es bonita a más no poder. Os puedo asegurar que llamaba la atención por la calle. Así que ya sabéis, si os animáis, tened en cuenta que una tela resultona es el 80% del vestido.

12 Replies to “Hacer un vestido de bebé la mar de sencillo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *