Operación pañal segunda parte (de mierda te hartes)

Si si…. continuamos con la operación pañal, que aquí ha habido segunda parte. Vamos a ser positivos, seguro que en otras casas hay terceras, cuartas y bises… NO PASA NADA. Todo es normal y todo tiene su proceso, la cuestión es no hacer un melodrama. O sí. O según cómo tenga el día de bipolar haré una cosa u otra.

En fin, a lo que iba. Breve resumen: empezamos operación pañal en Semana Santa (Bendita semana elegí), horror de los horrores, procesos lentos e infernales y un resquicio de luz al final del túnel. Lo tenéis todo aquí.
Pero es que esto no acababa aquí. Qué va! Faltaba lo mejor!! La parte más escabrosa, la parte que más nos gusta de la escatología, aquella que nos arranca la risa fácil con sólo imaginarla. Una vez controlado el tema pises, teníamos que dominar al SEÑOR MOJON.

Fuente: fotolog
Y es que…. es que… yo qué voy a decir. Cuenta la leyenda que la autora de este blog, en ciertos momentos, pedía que le pusieran un pañal, se escondía detrás de una puerta, y en cuclillas y con el dedo pulgar en la boca…. vamos a decir…. que se concentraba en su tarea…
Pues mi hijo ha venido siendo igual, pero sin pedir el pañal y sin tener un lugar fijo donde esconderse. Visualicen…. día cualquiera después de comer. Gritos, risas. Mamá se levanta a preparar el café. Algo pasa… (silencio)… qué raro…. (silencio)… esto no es normal…. (SILENCIO cri cri cri cri…). Coño!! Qué estará liando!!
Y te pones a buscar al niño por toda la casa. Adrián? Dónde estás? (nada) Y miras en el cuarto del ordenador, y miras, en el salón, detrás del sofá. ADRIÁN DONDE ESTÁS????? Ya te empiezas a poner nerviosa. Empiezas a coger velocidad por el pasillo, vas derrapando en cada puerta. Y al final, decides mirar en el último sitio donde podría estar el niño: en su cuarto. Y allí, mientras vuelves a gritar ADRI, abres de tirón la cortinilla de su tienda de campaña.
Respiras como puedes de lo rápido que te va el corazón. Ya sabemos que el silencio es oro pero cuando hay niños…. Pues eso! Abres la cortinilla y lo ves. Ainssssss. Al fin te encuentro. Joder qué susto. Coño. Y miras su cara. Y ves su cara. Esta cara.
Cara de CAGOTUS INTERRUPTUS. Y te das cuenta con efecto retardado porque aún estabas resoplando de alivio. Coges al niño y te lo llevas casi a rastras al baño mientras con la mano libre le palpas el culo y haces un reconocimiento express de la gravedad del asunto. Y a la vez le dices, “no empujes, espera, ESPERAAAA”. Y llegas al baño y de un tirón bajas toda la ropa. Uf uf. Menos mal. “Sólo” ha tocado calzoncillo. Podría ser peor. Y sientas a tu cachorro en el orinal y le dices “ahora sí, cariño, empuja”. Y tu hijo te mira con cara de eres-un-horror-de-madre-que-me-has-cortado-el-cagote. Pero se recompone enseguida y poniendo cara de concentración te dice: “TU FUERA, MAMA”.
Dicho y hecho. ¿O acaso crees que me gusta estar en primera fila oliendo lo que tengas a bien dejar de regalo?? Vamos hombre….
Y te vas al pc. Y echas una partida al candy. Y tuiteas. Y te ríes. Y de pronto….. “Mamá miraaaa. Muyyy bieennnn. Pasteeel”. Y se te corta el aliento. Porque mientras vuelas de regreso al baño oyes un chof, y el grifo del bidé. Madre del amor hermoso. ¿Qué ha hecho??? Y llegas y ves ESO por doquier. Porque tu retoño, que es muy aplicado, sabe que después de usar el orinal hay que vaciarlo en el wc y lavarlo bien en el bidé. Qué pena que tenga tan mala puntería. Ha caído la mitad en el wc, la otra mitad al suelo, en su trayecto al bidé la ha pisado y restregado….. y yo sólo quiero morir. Y esto es así de continuo.
No voy a hablar de olores, ni de las veces que llegamos por los pelos al orinal y toca frotar ropa interior. No voy a hablar de cómo me pone el culo en pompa para limpiarle. De cómo después le encanta que le lave en el bidé. Todas estas cosas son normales. Yo sólo quiero saber, en nombre de todos los dioses, si nunca ha recogido un juguete, por qué se empeña en limpiar sus mojones????

33 Replies to “Operación pañal segunda parte (de mierda te hartes)”

  1. Jajaja me acaban de mirar mal en la oficina por reirme (todo el mundo esta en silencio y me miran como tu estas loca) :DDDD pero es que vaya tela que situación lo de tirar yo creo que les gusta más que hacerlo en el orinal y lo peor de todo es que quieren solos sin ayuda claro luego pasa lo que pasa… me pongo en tu lugar al ver el baño y me dan los 7 males, y me quejaba yo de la operación pañal y eso que solo recojo charquitos de momento hemos tenido suerte y los mojones en orinal y pañal y como mucho en braguitas.
    Ánimo guapa ya queda menos, y el que dijo que la operación pañal eran 3 días mentia como un bellaco o tenía un superdotado.
    Bss.

  2. Jajajajaja jajajajaja episodios mojones manda co….ones …..y mamá me has cortado el cagote!!! Me ha encantado 😉 veritoo kprixosa

  3. Cagotus interruptus jajaja! Muy bueno! Qué salidas tienes, menos mal que te lo tomas con humor…
    Yo sólo de recordar la operación pañal con la mayor (muchos meses), me dan escalofríos al pensar que el año que viene me toca repetir con el pequeño. 🙂

    1. dilo, no te cortes…. "nena, se te va la olla" jajajajaja no puedo evitarlo, acabo muerta de risa con estas cosas
      Que sepas que mientras escribía el post me acordaba de tí, y esperaba que te gustara ;P

  4. Qué risas! Yo aún me acuerdo de nuestra operación pañal y de que las cacas fueron, de lejos, el peor de los peores momentos. A la mayor, la primera semana, tenía que abrazarla mientras que le salía la caca… Eso sí, a la siguiente, me pedía que la dejase sola incluso en los baños públicos!!!
    Ese afán de limpieza… de donde lo habrán quitado?

  5. Me has hecho soltar unas risotadas tremedas… La que me espera que nosotros hemos empezado hoy y estamos igual. Que debe pensar que se le cae un órgano interno o algo porque no hay manera que quiera soltarloooo

  6. Este post no lo había visto, y nos hemos estado riendo mi marido y yo que no veas. No por tu situación, sino recordando nosotros las nuestras con las dos mayores, y lamentando que en menos de un año, nosotros vamos a estar igual con el pequeño. Ahhhhh.
    Un beso

    1. ayyyy qué dura es la operación pañal!! Pero oye, lo que me he podido reír vale ORO jajajaja. Es de las cosas más graciosas que me ha traído la maternidad.
      Me alegro de que os hayáis reído y espero que con el peque vaya todo genial
      Besotes

  7. Qué Lo que me he llegado a reír!!!!!! Jajajajajajajajajaja!!!! Ahora, seguro que ya todo está superado… y serás tú la que te rías con las cosas de los niños de las demas!!! Guille, a su primer mojoncete le ha empujado con el dedo no fuera a ser que se quedara pegado en la taza del wc!!!!!! La madre que lo trajo, quién sería????
    En fin, que al pobre le ha costado entender que la caca también se echa en el wc (no sólo el pis) pero aún no controla el botón de la cisterna!!!!!
    Gracias por estas risas, bonita!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *