Las nuevas 7 plagas de la humanidad. Las migas

Y dijo Dios: “… en el mismo momento en que un hijo comience a ingerir alimentos sólidos, las migas se multiplicarán sin cesar y sin importar lo que barras”. Amén.
Esto tuvo que ocurrir, en algún lugar debe de estar escrito y aún no lo hemos encontrado porque esto es tan cierto como el “parirás a tus hijos con dolor”. O también puedo imaginar en un Egipto lejano una plaga de moscas, pero atraídas por una multitud de madres con sus churumbeles en época de baby led weaning. 
Da igual migas de pan, de galletas, de bizcocho…. pero migas. Migas en el suelo, en el sofá, dentro de la ropa, ¡en la cama!!! sisisi, yo he abierto las sábanas de mi cama para ir a acostarme, unas sábanas puestas limpias por la mañana, y ahí me esperaba un puñado de migas!! 
Yo paso la escoba por la casa, me bajo a pasear al chucho, y cuando vuelvo están ahí de nuevo. Silenciosas, desafiantes, aparentemente inofensivas… pero ojo no andes descalza, que atacan los pies sin piedad y se clavan como agujas. Tienes que pararte y luchar con ellas para lograr zafarte de su presa.
No importa qué sistema de alimentación emplee una madre con sus retoños. Ellas aparecen. Alguna dirá al leer esto “conmigo no irá el tema, yo a mi hijo le voy a dar purés” JA! de los purés también salen migas. Esto es así. Que sí, que sí. Esa gota de puré que se pierde de tu vista se convierte en un fina costra que luego, a la más leve brisa, pasa a desmenuzarse y repartirse por toda la casa.
Cuando escucho a una madre decir “mi niño tiene el culito irritado…” yo pienso ESO ES POR LAS MIGAS. Saltan y se esconden ahí, dentro del pañal. Los bebés lloran por su culpa, no por los dientes o porque se aburran. Es porque alguna miga le está torturando.

Y barres por la mañana, y luego pones la roomba. Y barres después de comer, y después de merendar y después de cenar. Y no importa!!! Se esconden para salir en el mismo momento en que te das la vuelta.
Y no se limitan al suelo de casa, nononono. Tú abres el bolso y descubres que el papel de plata que encarcelaba las galletas se ha roto por tres esquinas y ha dejado escapar chorrocientos trocitos de galleta que se pegan por todo el contenido del bolso, lo que incluye el monedero, la tarjeta bus, las gafas de sol… una fiesta, vamos…
Viajan en el coche familiar! Y ahí si que se esconden bien aprovechando la sombra y protección de los asientos. No importa las veces que metas y remetas el aspirador, alguna sobrevive.
No sé si esta plaga tiene fin o no. Lo único que tengo que claro es que los niños no deberían nacer con un pan debajo del brazo, deberían traer una gallina.

Las nuevas 7 plagas de la humanidad es un carnaval inciciado por LaMala Mamma y tiene como fin hacer un recopilatorio humorístico de las plagas que tenemos hoy en día. Como dice ella en su post:

document.write(”);

16 Replies to “Las nuevas 7 plagas de la humanidad. Las migas”

  1. Que bueno!!! Me he reído un montón!! Las migas dentro del bolso… Ahhhhh!! Apareces en una reunión, sacas la libreta, abres y ahí están las chorrocientas migas de la galleta olvidada…
    Genial la plaga!!

  2. jajajajajja ma encantaooo!! qué gran verdad hija, y si ves mi suelo de baldosa blanco brillante! lo que resalta ahí una amiga no te quiero contar, vamos que vivo a una escoba pegada.
    Besusss buenísimo el post

    1. uf uf uf mi primer pisito de soltera tenía el suelo blanco y eso era CRIMINAL. Lo mejor zapatillas con mopas por suelas y gafas de sol oscuras para no verlo………
      me alegra que te haya gustado y gracias por comentar! Muakks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *