El hipo fetal, me encanta recordarlo

Ultimamente vuelvo a ver a gente de mi entorno embarazada y he de reconocer que es algo que hecho mucho de menos. Me encantaba la preñez y es algo que disfruté muchísimo. De las cosas que más recuerdo de mis embarazos, y que siempre me arranca un sonrisa de amor y nostalgia, es el hipo fetal. Esos arranques de hipo que a veces duraban más de una hora y que hacía que me quedara embobada mirando cómo se movía mi barrigota.
 
El hipo fetal es un movimiento muy normal de los bebés mientras están en el vientre materno al final del embarazo y durante la primera etapa de su vida, ya fuera del útero. Simplemente es un ejercicio del diafragma preparándose para cuando tenga que funcionar de verdad. Estos arranques de hipo a veces duraban unos minutos y a veces duraban más de una hora.
Son muy fáciles de reconocer, todos hemos tenido hipo alguna vez y sabemos que son como “botes” de una forma rítmica, aunque sin el ruidito. Yo creo que en este vídeo se va a ver muy bien porque a mi pequeña Erika le dio bastante fuerte. Además mi niña, sabía que poco más iba a aguantar dentro y estaba entrenando duro.

Ya perdonaréis el jolgorio de fondo, ese día tocaba comida en casa de los suegros y no había mucha paz… XDD

6 Replies to “El hipo fetal, me encanta recordarlo”

  1. Mi peque también tuvo mucho hipo, lo empecé a notar en el séptimo mes y luego ha tenido hipo a diario hasta casi el año de vida (ya me empezaba a preocupar, pero se le pasó). Me encantaba ver la tripota dando pequeños botes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *