Camiseta para bebé con calavera

Que tengo fijación con la ropa con calaveras no es ninguna novedad. Me da igual en camisetas, en zapatillas, chaquetas…. si veo algo con calaveras se convierte en una prenda susceptible de ser comprada y pasar a mi fondo de armario.
Lo que no tenía perdón es que hasta ahora mi niña no tenía absolutamente nada con calaveras. Nada. Oye, que no ha dado la casualidad de haber encontrado ninguna prenda así en casi 11 meses que tiene la nena, y no será porque no vaya a pasear a ver qué ofrecen las tiendas (que no significa ni de lejos que vaya acabe comprando algo) de moda infantil. 
Menos mal que una tiene recursos más o menos dignos y decidió poner fin a esta sequía calaverística. Así que como en breve va a llegar el tiempo primaveral (ejem… aunque en Zaragoza no existe… ejem..), he decido poner el parche y que mi niña pueda lucir una preciosa camiseta con calavera a la primera ocasión que surja. Además, que en mayo es su cumpleaños y me apetecía hacerle algo con mis manitas, qué narices!
Sólo hace falta una camiseta lisa, un trozo de un retal, un patrón, tijeras y aguja e hilo. Manos a la obra! Hay que recortar el retal con la forma de la calavera, plancharlo bien para que sea más fácil coserlo (no plancho ropa, pero sí las manualidades, fíjate tú…) y fijarlo a la camiseta para que no se mueva mientras cosemos.

Una vez cosido todo sólo hay que decorarlo al gusto con algún lazo, alguna piedra termoadhesiva, se le podría haber puesto un pañuelo pirata… yo qué se! lo que se os ocurra! El resultado no puede ser más molón, y seguro que no habrá dos iguales. ¿Os ha gustado?

El hipo fetal, me encanta recordarlo

Ultimamente vuelvo a ver a gente de mi entorno embarazada y he de reconocer que es algo que hecho mucho de menos. Me encantaba la preñez y es algo que disfruté muchísimo. De las cosas que más recuerdo de mis embarazos, y que siempre me arranca un sonrisa de amor y nostalgia, es el hipo fetal. Esos arranques de hipo que a veces duraban más de una hora y que hacía que me quedara embobada mirando cómo se movía mi barrigota.
 
El hipo fetal es un movimiento muy normal de los bebés mientras están en el vientre materno al final del embarazo y durante la primera etapa de su vida, ya fuera del útero. Simplemente es un ejercicio del diafragma preparándose para cuando tenga que funcionar de verdad. Estos arranques de hipo a veces duraban unos minutos y a veces duraban más de una hora.
Son muy fáciles de reconocer, todos hemos tenido hipo alguna vez y sabemos que son como “botes” de una forma rítmica, aunque sin el ruidito. Yo creo que en este vídeo se va a ver muy bien porque a mi pequeña Erika le dio bastante fuerte. Además mi niña, sabía que poco más iba a aguantar dentro y estaba entrenando duro.

Ya perdonaréis el jolgorio de fondo, ese día tocaba comida en casa de los suegros y no había mucha paz… XDD

Elegir colegio: descifre la ecuación

Estoy muy muy pesada estos días con el tema de elegir colegio. Os he pedido opiniones de todo tipo, que si públicos o concertados, bilingües en inglés o en alemán, este sí o este no… y sigo siendo un mar de dudas. Pero prometo que hoy ya miro el último colegio y cierro el chiringuito.
Aparte de toda la información mirada en internet, en las webs de los colegios y opiniones de todo tipo, he visitado en vivo y en directo siete coles, y con el de hoy serán ocho (cinco concertados y tres públicos). Lamentándolo mucho, me he dado cuenta de que no voy a poder optar a un colegio concertado porque aunque ahora apretándome el cinturón (aún más) pueda pagarlo, en dos años, cuando la peque vaya también al cole, no podré sostener el gasto.
Y es que no sólo está lo que cobran por material, plataforma educativa, apa, seguro escolar, fundación, sexta hora y lo que quieran meter de otros conceptos, es que por la distancia a mi domicilio tengo que sumar el comedor y transporte escolar. Vamos, que me voy a casi 300€ al mes por niño y pensando que luego harán excursiones, habrá que comprar un mes una cosa, otro mes otra…. Totalmente inviable. 
Por eso, aunque en un principio no quería, tuve que ponerme las pilas con colegios públicos, y así tener pagar sólo el comedor y el transporte, y poca cosa más. Aun así unos 170€ al mes, que no es poca cosa.
No dejo de darle vueltas al tema una y otra vez, y tengo la sensación de que la voy a cagar elija lo que elija. Y es que, para mí el problema es que estoy eligiendo por mis hijos, que si fuera algo para mí seguramente me daría bastante igual uno que otro. Pero como es para ellos quiero lo mejor que pueda darles. ¿Pero estaré acertando?
Me levanto pensando en colegios y me acuesto pensando en colegios. Este viernes se cerrará el plazo de inscripción y cada día actualizan las listas con las solicitudes demandadas en cada colegio, aunque me han dicho que aproximadamente el 75% de las solicitudes se echan el último día. 
Y me he dado cuenta de que lo mio rayaba en lo enfermizo cuando me he descubierto por la calle pensando en lo siguiente: “El plazo de inscripciones para matricular a los niños en colegios se abre un lunes y se cierra el viernes de esa misma semana. Si el jueves hay x niños matriculados para y plazas, y sabiendo que el viernes se entregarán el 75% de las solicitudes, ¿qué probabilidades hay de que cojan a tu hijo en el colegio que elijas en primera opción? Descifre la ecuación”.
Y soy de letras…

http://www.aprenderonlinegratis.com/

Soy una super mamá!

Cuando esta mañana me ha dicho lunalunera cascabelera que tenía un regalo en su blog me he quedado bastante parada, la verdad. Llevo muy poquito tiempo escribiendo y no contaba con que alguien me pudiera tener en cuenta para nada, y menos para darme una insignia, así que ha sido una gran sorpresa y estoy super agradecida!
Esta insignia se basa en una serie de afirmaciones que yo voy a individualizar un poco:
Si a un niño le preguntáramos ¿QUIÉN ES TU MAMA? esto es lo que responderían a la pregunta:
Mamá es un señora que lleva en el bolso un pañuelo con mis mocos, un paquete de toallitas y un pañal de emergencia.
Y la botella de agua, lápices de colores, una libreta, un juguete… cualquier cosa con tal de tenerlos entretenidos. Luego que se descosen las asas de los bolsos y que me duele la espalda…
Mamá es ese cohete tan rápido que va por casa disparado y que está en todas partes al mismo tiempo.
Y haciendo derrapes con la cantidad de arena que me suelen subir del parque y que se desparrama por todo el suelo de casa. Tan rápido, tan rápido que cuando se engancha la camiseta con el pomo de una puerta sufre el efecto yo-yo. Pero no pasa nada, la cuestión es seguir corriendo.
Mamá es esa malabarista que pone lavadoras con el abrigo puesto mientras le abre la puerta al gato con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y apartándome de la basura con el pie. 
¿Sólo? Mami es capaz de portear a la peque, llevar al mayor de la mano, con la otra mano la correa de la perra, llevar la bolsa del pan, la propaganda debajo de la axila, agacharme a recoger la pelota que se ha caído al suelo y llamar al ascensor. Psss y sin despeirnarme… 
Mamá es esa maga que puede hacer desaparecer lágrimas con un beso. 
Un beso y el cura sana obran milagros.
Mamá es esa forzuda capaz de coger en un solo brazo mis 15Kg mientras con el otro entra el carro lleno de compra. 
Insisto. Y porteando a la pequeña. Y llevando con dos dedos la moto porque estás muy cansado y no quieres llevarla tú. Mami por la noche no puede ni con el pelo, pero por el día… puedo con el mundo!!!
Mamá es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que me descuerne por las escaleras.
El secreto está en la arena del piso, que resbala y así puedo ir más rápido.
Mamá es esa heroína que vence siempre a mis pesadillas con una caricia.
Y con un ea-ea, y con besitos y diciéndote “estoy aquí”.
Mamá es esa señora con el pelo de dos colores, que dice que en cuanto tengo otro huequito, solo otro, va a la pelu. 
No, dos colores llevaba hace un tiempo… ahora son tres. El tinte viejo, las raíces y las canas
Mamá es esa cuenta cuentos que lee e inventa historias más divertidas sólo para mi. 
Ya sabes que en mi memoria no se puede confiar… mejor improvisamos.
Mamá es esa chef que es capaz de hacerme una cena riquísima con dos tonterías que quedaban en la nevera porque se olvidó comprar, aunque se quede ella sin cena. 
Ya sabemos todos…. mi memoria de pez… soy Dori. Pero vamos, que de mártir nada, que un trozo de pan y un trozo de fuet apañan.
Mamá es ese médico que sabe con solo mirarme si tengo fiebre, cuánta, y lo que tiene que hacer. 
Hago radiografías instantáneas si se tercia. 
Mamá es esa economista capaz de ponerse la ropa de hace cientos de años para que yo vaya bien guapo!
Ayyyy por qué crees que estoy intentando aprender a coser? Que está la cosa muy “achuchá”.
Mamá es esa cantante que todas las noches canta la canción más dulce mientras me acuna un ratito.
Sí, pero ya sabes que yo las nanas las versiono. Después de 28 meses de maternidad sigo sin saberme ni una.
Mamá es esa payasa que hace que me tronche de risa con solo mover la cara. 
Y sin moverla, y tirándonos al suelo, y jugando y poniéndolo todo perdido… Qué más da!! La cuestión es pasarlo bien y reírnos.
Mamá es esa sonámbula que puede levantarse dormida a las 4 de la mañana, mirar si me he hecho pis, cambiarme el pañal, darme jarabe para la tos, un poco de agua y ponerme el chupete, todo a oscuras y sin despertarse. 
Bueno, jarabe para la tos no, pero cortar una cebolla sin cortarme un dedo, sí. 
Y esto es una pequeña muestra, eh? que tengo más super poderes que iré revelando en el futuro. Pero de momento, lo que tengo que hacer es entregarle esta insignia a otras cinco super mamás, así que ahí van las nominadas:
Ahora os toca a vosotras! Si te sientes identificada con al menos de estas 3 afirmaciones eres una super mamá. Sonries? Pues ese es el objetivo de esta iniciativa! Animar a las mamás a que sigan haciendo el gran trabajo que hacen cada día, así que ya sabes
Coloca la insignia en tu blog 
Explica la iniciativa, poniendo las definiciones de mamá 
Regala la insgnia a 5 bloggers que tu creas que se lo merecen 
Y sigue tan SUPER como hasta ahora!

Sobre gustos no hay nada escrito

Como sobre gustos no hay nada escrito no voy a hacer ningún comentario acerca de los tuyos, querido hijo. Sólo espero que el día que seas padre te lo tomes con humor y filosofía. Recuerda lo que me toca ver y oír día tras otro

La siguiente que te recuerdo es peligrosa, te puedes encontrar haciendo la compra y cantándola para despiporre de todo aquel que se cruce en tu camino.

Esta versión de Pin Pon te encanta.

Hijo mío, cuando seas padre riéte, disfruta, canta y baila. Pocos momentos hay donde se pueda conectar tanto de una forma tan positiva como con la música. Ese rato compartido de risas y cariño no tiene precio. Disfrútalo.

Buscando colegio

Hasta hace un par de semanas yo vivía feliz y despreocupada en cuanto a educación se refiere. Mi hijo va a la guarde, la pequeña conmigo en casa y septiembre y el comienzo del nuevo curso queda muy lejos. Menos mal que una tiene a la superamiga con un master en organización y me sacó el tema de coles mientras nuestros peques jugaban en la plaza. Cara de alucine se me quedó. ¿Un mes para mirar cole? ¿Y yo con estos pelos?
En cuanto llegué a casa y ya tuve a los niños dormidos me subió toda la fiebre escolar de golpe. ¿Qué colegios hay? Ah que esto va por zonas…. ¿y yo qué zona soy? Lo único que tenía claro es que a poder ser quería colegio concertado. Los privados quedaron descartados por lo obvio: pastizal que no tengo. Y los públicos, pues oye, a mi no me van, creo que el trato es distinto en un colegio concertado donde, por mi experiencia, siguen más al niño. Además, si miro a largo plazo, pues no me parece adecuado mandar a un niño a un instituto tan jovencito.
Vale, pues punto intermedio: buscamos un concertado. Me pongo a buscar todos los de mi zona. He de decir que yo vivo donde Cristo perdió la sandalia, kilómetro arriba o abajo, donde por no tener, no tenemos ni colegio, y que no tengo ni coche ni carné, así que dependo de un autobús que pasa cada media hora, y luego ya puedo coger el tranvía y que me acerque a la civilización. Entonces, lo más sensato es buscar un cole en la línea del tranvía.
Y ahora viene lo divertido: excursión a todos los que parece que me pueden encajar y reunir mucha información sobre método educativo, valores, idiomas, atención de los niñ@s, psicopedagogía, comida propia o catering…. y lo que más me pesa: cuánto me va a costar al mes. No puedo permitirme gastar cualquier cifra, y menos aún cuando en dos años ese gasto se va a multiplicar por dos. Obviamente tengo que darle la misma educación a ambos.
Lo que más busco es un colegio donde los niños se puedan desarrollar a su ritmo. No todos los niños son iguales, ni aprenden a la vez, ni le interesan las mismas cosas, y yo necesito la tranquilidad de que van a respetar sus tiempos. No que lo dejen a su “bola”, pero sí que haya un margen. 
Parecerá una soberana tontería, pero mi hijo aún no ha dejado los pañales con 28 meses y, aunque confío en que podremos dar el paso este verano, seguramente algún “accidente” habrá en el cole, así que pregunto sistemáticamente en cada cole al que voy que qué pasa en estos casos. En algunos llaman a los papás para que vayan a recogerlos y la verdad es que me mata. En otros no, te dicen que tranquila, que es un proceso normal y que la auxiliar asea al niñ@ y pone una muda limpia y aquí no ha pasado nada. Pues oye, es otra tranquilidad saber que no voy a tener que salir corriendo de casa o de un puesto de trabajo por una cosa así.
Educar en valores para mí es muy importante porque independientemente de que mis hijos sean en el futuro albañiles, peluqueros, vendedores o médicos quiero que ante todo sean personas. Que respeten a los demás y se hagan respetar, con educación, con empatía, con cariño, saber estar…. 
En cuestión de idiomas he visto grandes diferencias. Algunos tienen el inglés como optativa de pago, y en otros está integrado totalmente en algunas asignaturas como arte, plástica, etc. Bueno, pues cuanto más inglés aprenda pues mejor.
Otra cuestión que me pesa es que tenga un servicio de comedor de calidad. Lo siento pero catering no es calidad para mi gusto. Aunque tampoco que tengan cocina propia es sinónimo de que si lo sea. De momento lo que he podido ver en los comedores y cocinas agrada a la vista.
Con todo esto y alguna cosilla más estoy haciendo una lista por orden de interés para poder hacer la solicitud ya la semana próxima. ¿Y cómo hacer la lista? Pues en primer lugar pondré el colegio por el que más interés tenga, aunque tenga dudas de si vamos a entrar o no porque andamos justos de puntos. Oye, que a lo peor entro a sorteo y no tengo suerte, pero igual sí la hay y puedo meter al niño ahí. Y si quedo en lista de espera y luego no se llenan las plazas tengo una segunda opción de entrar. 
La segunda opción ya es más complicada, porque necesito poner un cole donde sepa “seguro” que va a entrar, porque si no, corremos el riesgo de que el niño acabe donde haya plazas. ¿Por qué? Porque si pongo en segunda opción otro cole donde se que habitualmente entran a sorteo por haber más solicitudes que plazas, me quedo fuera casi seguro. Y en la ronda de repesca en caso de que sobren plazas llamarán a los que pusieron ese cole en primera opción, así que me puedo ahorcar yo solita.
A partir de la tercera opción no voy a decir que me da igual, pero bueno, que si tengo suerte y entro en mi primera opción pues muy agradecida.
La verdad es que esto está siendo muy estresante y casi doy gracias de que acabe ya la semana que viene. Eso sí, hasta el día en que entregue mi solicitud en el cole elegido voy a ir de cráneo. Y seguiré sin respirar a gusto hasta que me digan dónde voy a tener que peregrinar día tras otro el próximo curso.