Etiquetas navideñas para los regalos

Trasteando un poco con el picmonkey acabo de hacer unas etiquetas navideñas para poner en los regalos. No son nada del otro mundo pero si os gustan vuestras son 🙂
etiquetas, etiquetas navideñas, regalos

Ganadores del #sorteonavideño

Bueno pues por fin ha llegado el día así que sólo puedo darle la enhorabuena a los ganadores!!!

PACK 1:

  • Marta Villalonga Bustillo

PACK 2:

  • Úrsula Roig Pomar

PACK 3:

  • Rocío Varet Torrejón

PACK 4:

  • Mª Antònia Perelló Tarragona (3)

PACK 5:

  • Maria Antònia Carbonell Ferriol

En breves os mandaremos un correo.

¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!

DIY: Una bola de nieve para los peques

Como vienen fechas en las que los peques tienen vacaciones en el cole estoy recuperando manualidades que he hecho en otras ocasiones para daros ideas y que podáis tener a los peques entretenidos un ratito. Así que hoy os traigo una bola de nieve, que es una manualidad superfácil y los peques se divertirán mucho haciéndola y luego podrá decorar una estantería en sus dormitorios.

DIY, bola de nieve, manualidades
Los materiales más sencillos y baratos no pueden ser:
  • Bote de cristal (un tarro de mermelada vacío, por ejemplo)
  • Purpurina
  • Un muñequito
  • Pegamento resistente al agua
  • Agua

Lo único verdaderamente importante de estos materiales es que el muñequito quepa por la boca del bote de cristal, comprobadlo primero porque una vez pegado a la tapa ya no hay vuelta atrás.
¿Cómo se hace?

  • Pegamos el muñequito en la parte interna del tape del bote. Es importante que se haga con un pegamento resistente al agua porque si no se despegará. En nuestro caso pusimos un muñequito que había salido en un huevo kinder de los grandes, que además como tiene motivos navideños es muy acorde a estas fechas.
  • Echamos la purpurina dentro del bote de cristal. ¡No mucha! Que no llegue a ocupar la base del bote. Aunque bueno, si os ayudan los peques como fue mi caso y se empeñan en echar el bote entero pues tampoco pasa nada 😉
  • Llenamos el bote con agua pero no hasta arriba del todo, hay que tener en cuenta que al meter el muñeco el agua subirá. A ojímetro, que quede un dedito de margen o poco más.
  • Poner pegamento resistente al agua en todo el contorno de la tapa, por donde va la rosca y cerrar el bote con el muñeco ya incorporado.

¡Y ya tenemos nuestra bola de nieve de cristal! Fácil ¿verdad?

DIY: Hacer una serpiente con calcetines

En esta casa hay un problema muy gordo y es que entre la lavadora y la secadora hay un agujero negro que engulle los calcetines y siempre tengo un montón de ellos desparejados. ¿Los tiro? Pues no. Lo mejor es reutilizarlos y hacer una serpiente con calcetines bien molona. Los peques tienen un juguete nuevo y no cuesta nada.

¿Qué nos hace falta?

  • Unos calcetines desparejados o viejos
  • Tijeras
  • Algo para el relleno. Yo he usado fibra de poliéster, que es lo que siempre tengo por casa.
  • Aguja e hilo
  • Ojos móviles
  • Un trozo de cinta o fieltro para la lengua
La verdad es que esta serpiente la hice hace cosa de un año y las fotos son de entonces. No tengo todos los pasos en fotos pero, de verdad de la buena, que más simple no puede ser el proceso.
  • Cortar las punteras de los calcetines menos de los dos que irán en los extremos.
  • Coser con las costuras hacia adentro uniendo todos lo calcetines.
  • Rellenar antes de terminar de poner el último calcetín o ir rellenando conforme vayamos cosiendo.
  • Poner los ojitos con pegamento.
  • Coser la lengua.
Y aquí veis al peque, mucho más chiquitín inspeccionando su nuevo juguete. La serpiente de calcetines sigue estando en uso y ahora la que la arrastra por casa es la niña. Un juguete económico y muy molón.
¿Os animáis a hacer una?

Este año mi hija no se queda sin regalo de Reyes

Los que me conocéis sabéis que siempre voy acelerada por la vida, con el modo automático, y que la neurona solo se activa en caso de emergencia real. Sí, esas circunstancias en las que os espabilas o se avecina una “catástrofe”…
El año pasado mi momento álgido como malamadre llegó por Reyes. Podría poner muchas excusas, como por ejemplo:
  • Compré los regalos con prisas, como todo lo que hago.
  • Es que el trasto de mi hijo me tiene alienada.
  • Dejo las cosas para última hora.
  • Es que la niña es muy pequeña y no se entera de nada
La cosa es, que cuando la noche de Reyes me puse a colocar los regalos debajo del árbol y a poner el camino de monedas de chocolate para llegar a ellos, se activó la neurona con sirenas, luces de emergencia y todo el copete.
– ¡Hostias Costillo! Que no le he comprado nada a la niña. Que me he olvidado por completo de ella.
Y levité. Volé por la casa en busca de cosas que ponerle bajo el árbol. Abrí armarios, busqué por cajones y baúles intentando salvar la situación. Menos mal que tenía ropa por estrenar y me hizo el papelón y al final no quedó tan mal la cosa.

regalos de Reyes
Este año ya no hay despistes, lo tengo todo compradísimo hace semanas porque si me hubiera vuelto a pasar lo mismo que el año pasado me tiro al río. Sí, al Ebro, que me coge cerca…
Lo único que dejo para última hora son las chuches y chocolatinas, pero es que en esta casa por mucho que las esconda alguien las acaba encontrando y se las zampa sin remedio. No señalo a nadie. Somos todos igual de lamineros.
¿Vosotros ya tenéis todo preparado y comprado?

Mi #wishlist y #hatelist para el amigo invisible de Madresfera

Oye, que últimamente estoy que me apunto a un bombardeo, así que cuando he visto el anuncio del amigo invisible de Madresfera he dicho: me apunto de cabeza. Y enseguida he pensado: quieta en la mata, ¿un regalo de qué precio? Porque ojo… no es lo mismo 10€ que 50€, que la cosa está muy achuchada en esta casa.

Menos mal que rápidamente Madresfera me ha contestado a la duda y hemos quedado en algo de unos 10-15€. Asumible y aún puede quedar un detallito chulo. Pero como tengo a la neurona a base de café y pepsi, en seguida he pensado: oye, que una wishlist estaría muy bien para facilitar las cosas al personal. Pero ya no ha podido ser, estaba el formulario cerrado… pero bueno, yo la hago igual y si cuela, cuela 🙂
Voy a poner algunas cosillas al tún-tún. Cosas que me apetecen y que nunca me compro, y si cae alguna, ¡pues genial!

  • Sobre todo que sepáis que cualquier pijada que lleve calaveritas es susceptible de que me vuelva loca. 
  • Que el negro y el morado son mis colores favoritos.
  • Así como todo lo que lleve tachuelas o sea macarrilla.
  • Pierdo el norte con los objetos de papelería, de siempre. Cuadernos, agendas, bolis… un vicio!
  • Mi libro favorito es Sinuhé el egipcio, así que me encantaría tener cualquier otro libro de Mika Waltari
  • Voy loca buscando algún lápiz de labios o gloss con algo de color pero muy natural.
  • Las cajas chulas para meter cositas me chiflan.

wishlist, hatelist, amigo invisible, Madresfera
Por poner un ejemplo…

h&m // Primark // Hermanas Bolena

HATELIST

Por lo que más quieras, amigo invisible, nunca, jamás, en la vida me regales:

  • Una figurita para decorar la estantería.
  • Unos jabones por muy bonitos que sean.
  • Ni velas perfumadas. 
Que sepáis que a la última que me regaló una vela le puse un cirio negro como una catedral de grande. Soy muy simple, de verdad, casi todo me encanta y me emociona, pero esos regalos para la casa no, que la que participo en el amigo invisible soy yo.
¡Espero que sirva de ayuda a quien le toque!